Source: _FEPEX_en-gb 11 November 2016

_La Comisión Europea avanza en la reforma de los instrumentos de defensa comercial_en-gb

_La Comisión Europea ha presentado esta semana una propuesta de nuevo método para calcular el dumping en las importaciones procedentes de países en los que existen distorsiones importantes del mercado, o en los que el Estado tiene una influencia omnipresente en la economía, avanzando en la reforma de los instrumentos de defensa comercial, que comenzó en el año 2011._en-gb

_

“El propósito es garantizar que Europa disponga de instrumentos de defensa comercial con los que pueda hacer frente a la situación actual  en el entorno comercial internacional, respetando al mismo tiempo plenamente las obligaciones internacionales de  la UE en el marco jurídico de la OMC, según la nota de la Comisión Europea.

La Comisión explica que “la Unión Europea debe asegurarse de que sus instrumentos de defensa comercial sigan siendo eficaces para hacer frente a las importantes distorsiones del mercado en determinados países, que pueden desembocar en un exceso de capacidad industrial y que alientan a los exportadores a vender sus productos a precios de dumping en el mercado de la UE. Esto perjudica a las industrias europeas, la cual, en última instancia, puede dar lugar a la pérdida de puestos de trabajo y al cierre de fábricas…”

Aunque esta reforma de las medidas antidumping es aplicable a los bienes industriales, FEPEX considera que la Comisión Europea debería seguir los mismos parámetros en el sector agroalimentario, y en especial en el sector de frutas y hortalizas, que tiene que hacer frente a una competencia extracomunitaria cada vez más fuerte, provocando distorsiones y perturbaciones en el mercado porque en la UE no se aplican eficazmente las medidas de defensa comercial previstas en los acuerdos bilaterales y multilaterales, frente a políticas extremadamente proteccionistas en un gran número de países terceros.

La reforma de la metodología antidumping, presentada el 9 de noviembre, por la Comisión Europea, complementa la propuesta para modernización de los instrumentos de defensa comercial de la UE, presentada en 2013, sobre la que los Estados miembros aún no han llegado a un acuerdo. La nueva  metodología debe ser aprobada por el Consejo y el Parlamento Europeo.

_en-gb