Source: _FEPEX_en-gb 5 August 2020

_El sector avanza en la mejora de los sistemas de riego_en-gb

_La mejora de los sistemas de riego es uno de los aspectos en los que más se trabaja por parte de los productores y exportadores de frutas y hortalizas dada la importancia de que se dispongan de recursos hídricos suficientes para el desarrollo del cultivo. Recientemente se ha realizado un webinar “La importancia de la eficiencia del riego” en el que se ha puesto de manifiesto la necesidad de seguir mejorando en la optimización de los sistemas de riego y en la certificación de la huella hídrica, en consonancia con las políticas medioambientales actuales._en-gb

_

Coexphal, Proyecta Ingenio y Wise Agrotecnologia, organizaron este webinar en el que se puso de manifiesto que la eficiencia del sistema de riego en destacadas zonas productoras como Almería permitiría suponer un ahorro del 30% del agua. Para el responsable del Departamento de Técnicas de Producción de COEXPHAL, Jan van der Blom, “fácilmente se podría ahorrar hasta un 30% de agua con respecto a las prácticas de riego actuales y eso se consigue midiendo lo que ocurre en el suelo. Hasta hace poco, las únicas herramientas disponibles para ello eran los tensiómetros tradicionales, por lo que se necesitaba una disciplina diaria de parte del agricultor para ajustar su riego en cada momento. En la actualidad, disponemos de instrumentos digitales que nos pueden informar en tiempo real y a distancia, facilitando ajustes del fertirriego automático”.

Este experto considera además que “con la optimización del riego, no solo se consigue un importante ahorro en agua y fertilizantes, las experiencias demuestran que se mejoran mucho las condiciones del cultivo: aumentar la productividad, evitar problemas fisiológicos y limitar daños por patógenos”.

Por su parte José Miguel Castellano, técnico agrícola de WISE AGROTECNOLOGÍA, destacó que es fundamental crear y mantener un equilibrio hídrico en el suelo y esto se consigue teniendo equilibrio en agua, aire y partículas del suelo. De esta forma se evitan encharcamientos que puedan derivar en asfixia radicular y por ende, prevenir también carencia de agua innecesaria. Por lo tanto, es preciso conocer la curva real de retención de humedad del suelo”.

Desde Proyecta Ingenio su gerente, Francisco Guillén, explico el proceso de certificación de la huella hídrica, H3. La certificación H3 ofrece una metodología para optimizar el riego; la información de litros de agua consumida por kg de producto (huella hídrica) y en el caso de un grupo de productores muestra la huella hídrica por productor y la media ponderada del grupo de productores, así como la media de huella hídrica de productores certificados para el mismo cultivo.

_en-gb