PRODUCCIÓN

Incrementar la competitividad de las explotaciones de los sectores representados en FEPEX requiere mantener un proceso permanente de innovación y mejora de los procesos productivos y facilitar al productor información tanto sobre los protocolos de producción, como sobre los condicionantes de los inputs a emplear. En este sentido y dado que la política fitosanitaria se ha revelado como un importante factor de competitividad es preciso mantener un conocimiento actualizado de su evolución.

Producción

Por otro lado el acceso a determinados mercados de países terceros requiere el cumplimiento de los protocolos negociados por las administraciones competentes, prestando FEPEX servicio a sus socios, tanto en relación con la negociación de sus contenidos, como en su cumplimiento.

FEPEX desarrolla, de forma autónoma en unos casos o colaborando en otros, una serie de protocolos de calidad en la producción que facilitan la gestión y mejoran la eficiencia de las explotaciones con el objetivo de dar una respuesta a las condiciones exigidas por la distribución o por las normativas de calidad públicas.

Los protocolos de producción, con sus regímenes de certificación ofrecen garantías, a través de un proceso de certificación, de que se han respetado determinados atributos o características de un producto o de su método o sistema de producción, establecidos en pliegos de condiciones.

Producción

En el sector hortofrutícola coexisten protocolos pertenecientes tanto al ámbito público como son las normas de Producción Integrada, como al privado, como lo son las normas UNE 155000 de Producción Controlada de frutas y hortalizas frescas, y el protocolo GLOBALG.A.P. Para flores y plantas, FEPEX ha desarrollado el sistema PPQS de calidad en la producción.

Producción controlada de frutas y hortalizas frescas

La Norma UNE 155000 de Requisitos generales de la producción controlada de frutas y hortalizas frescas establece un proceso productivo controlado de frutas y hortalizas para su comercialización en fresco, tanto en cultivo protegido como en cultivo al aire libre y tanto las recomendaciones como los requisitos se refieren a ambos sistemas de cultivo, a menos que se especifique lo contrario. Esta norma establece los requisitos de carácter general, que afectarán siempre al proceso, cualquiera que sea el cultivo concreto.

Otras normas indican los requisitos de carácter particular para cada fruta y hortaliza y en estas normas se hace siempre referencia a la norma UNE 155000 de Requisitos generales.

Dentro de la norma UNE 155000 coexisten dos tipos de normas, producción controlada convencional y producción controlada incorporando métodos de lucha biológica. Esta última nació a propuesta del sector productor para certificar y diferenciar el producto procedente de las fincas en las que el control de plagas se realiza a través del empleo de insectos auxiliares enemigos de las plagas, reduciendo drásticamente el uso de productos fitosanitarios.

La certificación del cumplimiento de la norma se realiza mediante organismos independientes y actualmente esta certificación la realiza el Comité Técnico de Certificación de AENOR integrado por representantes de la producción, comercialización, laboratorios y Administración. Su objetivo es proponer la concesión de la marca N de AENOR a aquellos productos en los que en su proceso de producción se hayan seguido las normas UNE 155000 de producción controlada.

El sistema de control se caracteriza por ser riguroso y exhaustivo, tanto por el tipo de control para verificar el cumplimiento de las Normas UNE, como por la frecuencia de visitas establecidas en el Reglamento Particular de la Marca, aspectos fundamentales para dar garantía a distribuidores y consumidores.

La Norma UNE 155000 de frutas y hortalizas frescas está homologada con el protocolo GLOBALGAP y con la producción integrada de la Junta de Andalucía y está en proceso su homologación con la producción integrada de la Región de Murcia.

Protocolo GLOBALGAP

FEPEX es miembro de GLOBALG.A.P. que es una iniciativa del sector de la distribución europea agrupada en EUREP, Euro-Retailer Produce Working Group, que ha elaborado una norma de producción de frutas y hortalizas para responder a las inquietudes crecientes en torno a la inocuidad de los alimentos, el impacto ambiental y en la salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores.

FEPEX colabora con GLOBALGAP participando en Comités y/o grupos de trabajo, como el grupo de trabajo dedicado al uso de productos fitosanitarios (CPWG), el Comité sobre evaluación de riesgos microbiológicos y en el Comité de Flores y Ornamentales.

Sistema PPQS

El protocolo PPQS se desarrolló a iniciativa del sector productor agrupado en FEPEX con la colaboración de la Administración central y autonómica (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y Consejerías de Agricultura de Andalucía, Canarias, Valencia, Galicia y Cataluña).

El protocolo PPQS está basado en el cumplimiento de una serie de requisitos y recomendaciones aplicables a todo el proceso productivo.

Sus objetivos son responder a la demanda del mercado y a las preocupaciones de los consumidores en relación con la calidad del producto, la trazabilidad, la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente y la protección de la salud y seguridad en el trabajo, estableciendo una respuesta autónoma.

El sistema PPQS acredita la implantación de un protocolo de calidad que garantiza una producción respetuosa con el medio ambiente y está adaptado a las condiciones de producción españolas. Además, este sistema incluye los requisitos exigidos en los sistemas de calidad internacionales más rigurosos, ha sido aceptado por un amplio número de cadenas de supermercados y centros de jardinería europeos, permite mejorar la gestión de la empresa y diferenciar los productos acogidos a este sistema e incorpora un mayor valor al producto.

La certificación de PPQS se lleva a cabo por una entidad acreditada, independiente y de reconocido prestigio internacional.

Código de conducta

El Código de conducta para evitar el comercio de plantas exóticas invasoras, de carácter voluntario, es un instrumento de ayuda al sector productor y comercialización de planta para evitar la entrada de especies exóticas invasoras y prevenir sus consecuencias medioambientales, económicas y para la salud.

El Código establece una serie de medidas preventivas, de información y sensibilización de las especies invasoras, y propone alternativas seguras a éstas, ya sea mediante especies autóctonas o especies exóticas no invasivas.

FEPEX ha colaborado en la elaboración del Código de conducta, creado en el marco del proyecto LIFE 10 NAT/ES/000582 coordinado por el Ministerio de Agricultura, a través de TRAGSATEC, y el Gobierno de Extremadura.



Código de conducta

Productos fitosanitarios y otros medios de defensa fitosanitaria

La política fitosanitaria se ha revelado como un factor de competitividad de importancia creciente para el sector hortofrutícola español y comunitario ya que la globalización de los mercados y de las plagas requiere igual disponibilidad de productos fitosanitarios que nuestros competidores tanto intra como extra comunitarios, y porque el acceso de las producciones europeas a los mercados de terceros países requiere asimismo igual disponibilidad de productos postcosecha que nuestros competidores.

A consecuencia de la aplicación de la Directiva 91/414/CEE, un gran número de cultivos quedaron con un abanico más reducido de sustancias activas disponibles. Ahora bien, mientras que para aquellos cultivos de mayor extensión, o de mayor atractivo comercial como mercado potencial de productos fitosanitarios la industria fitosanitaria ha ido completando su oferta, no ha sucedido lo mismo para aquellos cultivos denominados minoritarios que incluyen a frutas y hortalizas y que siguen padeciendo de una insuficiente disponibilidad de productos fitosanitarios para combatir las plagas y enfermedades que les afectan.

Para aumentar la disponibilidad de productos fitosanitarios en estos cultivos FEPEX ha establecido las siguientes líneas de actuación:

  • Participación en la Mesa Sectorial de la Sanidad Vegetal, constituida en el Ministerio de Agricultura.
  • Seguimiento de la legislación fitosanitaria y en particular del plan de acción nacional para el uso sostenible de los productos fitosanitarios.
  • Realización de propuestas de autorizaciones de uso de productos fitosanitarios en cultivos minoritarios.
  • Respaldo de las solicitudes de autorización excepcional de productos fitosanitarios.
  • Apoyo a la inclusión de sustancias activas en el Anexo I de la Directiva 91/414/CEE y modificación de LMR a la AESAN.

Protocolos fitosanitarios para la exportación

La evolución de la exportación a países terceros pone en evidencia la eficacia de las barreras no arancelarias establecidas por estos países y la debilidad en la negociación de la Comisión Europea para abrir estos mercados, dada la actual estructura competencial de la UE.

La globalización de los mercados se ha producido de una forma asimétrica. Para los productores de frutas y hortalizas comunitarias si se ha globalizado el mercado, ya que la UE es uno de los mercados más abiertos del mundo; mientras que permanecen cerrados los grandes mercados de la exportación que han adoptado medidas proteccionistas mediante barreras fitosanitarias.

Por ello FEPEX continúa trabajando para sentar las bases o conseguir que se produzca una apertura real de países con alto poder adquisitivo como EEUU o Japón, o de países que ofrecen oportunidades para algunos cultivos como Sudáfrica, Méjico, Argentina, Chile o China con el fin de conseguir superar las barreras existentes en forma de protocolos o de otros requisitos técnicos de carácter fitosanitarios.

Producción

Entre las líneas de actuación en este área cabe señalar:

  • Participación en el grupo de trabajo de frutas y hortalizas del Plan de Internacionalización del Sector Agroalimentario
  • Participación en el grupo de trabajo de protocolos fitosanitarios de exportación del Ministerio de Agricultura.
  • Identificación de las necesidades de productos fitosanitarios para cumplir con los requisitos establecidos en los protocolos de exportación y su trasmisión al Ministerio de Agricultura.
  • Seguimiento y evaluación de campañas específicas de exportación. Transmisión a los Ministerios de Agricultura y de Comercio